Sus primeros pasitos

De los nueve a los once meses la mayoría de los bebés comienzan su entrenamiento para caminar. Paso a paso, van logrando el control de su cuerpo y el equilibrio que necesitan.

 

1. Arriba y abajo de las escaleras
Alrededor del momento en el que tu bebé ya se sienta sin balancearse y puede andar en cuatro patas, rápidamente descubre las escaleras. No te sorprendas si tu hijo quiere pasar horas en ella. Subir gateando no es ningún problema. El problema está en bajarlas. Con un poco de ayuda de su personal trainer (¡tú!) eventualmente le encontrará la vuelta. Pero recuerda, incluso después de que se haya graduado con un “master en escaleras”, no dejar nunca solo a tu bebé en las escaleras, ni cerca de ellas. Cuando no puedes estar allí para supervisar, pon siempre una baranda de seguridad en el lugar.

2. Parándose
Muy pronto tu bebé estará agarrándose de la baranda de su cuna, de las patas de la silla o de cualquier otra cosa que le permita mantenerse parado. Una vez arriba, tal vez quiera permanecer así todo el tiempo, incluso mientras lo vistes o lo cambias. Encontrará formas de desplazarse: un pequeño paso para el bebé, un salto gigante para convertirse en un deambulador hecho y derecho.

3. Con una ayudita de mis papás
Muchos bebés tienen muchas ganas de caminar, incluso a pesar de que no pueden mantener su equilibrio. Quizás veas a tu bebé hacer pasitos de costado mientras se agarra de la baranda de su cuna o del borde de la mesa. Muchos bebés también adoran practicar sus pasos mientras están agarrados de tus dos dedos índices.

4. Más allá de caminar: habilidades motoras. 
No son solo los llamados “movimientos motores” como el caminar los que están progresando en esta etapa. En los próximos meses, verás que las habilidades motoras de tu bebé, como la coordinación vista-mano, están mejorando increíblemente. Tu hijo muy pronto estará levantando pequeños pedacitos de comida, como cereales, con su pulgar y dedo índice, en vez de usar el "agarrando con una manopla" de los meses anteriores. Los bebés disfrutan poniendo cosas dentro de recipientes, como latas vacías de café, y luego tirándolas afuera. Transforma estas actividades en juegos divertidos para tu bebé y así estimularás estas nuevas habilidades.

Te puede interesar

Juegos para animar fiestas infantiles: el cumple de 2

Juegos para animar fiestas infantiles: el cumple de 2 Planificar una serie de juegos es una buena idea para que los adultos puedan charlar y los chicos no se aburran. A esta edad ya son muy activos y demandantes, y si no los entretienen estarán pendientes de los padres para que jueguen con ellos.

Además, es recomendable que los juegos no sean competitivos. La idea es mantener a todos entretenidos en el juego, para evitar el aburrimiento y tenerlos a todos concentrados en un mismo lugar. Si algún chico no quiere participar, no se preocupen: es perfectamente normal a su edad, solo pregúntenle cada tanto si no quiere intervenir, pero sin presionarlo demasiado.

Sugerencias de juegos para esta edad:

  • El juego del paquete: un clásico de la niñez, consiste en ir retirando capas de envoltorio y descubriendo las distintas sorpresitas.
  • El juego de las estatuas: otro clásico pero más energético, incluye música para saltar y bailar y cuando se detiene la música, los niños deben congelarse como estatuas.
  • El juego del almohadón: el clásico juego de la silla, en versión para los más bajitos. También requiere música, y si tienes, en vez de almohadones puedes usar sillas para niños.
  • Simón dice (adaptado): el juego de las órdenes, pero para que los niños no se confundan, en vez de Simón utilicen el nombre de quien está animando la fiesta.

Te puede interesar