6 semanas de embarazo, bienvenidos los cambios de humor

La angustia es un sentimiento normal en la sexta semana de gestación. Es una etapa de gran incertidumbre en donde la mujer se enfrenta a emociones contradictorias con fácil fluctuación entre alegría y optimismo, tristeza y pesimismo.

La angustia es un sentimiento normal en la 6ª semana de embarazo. Esta una etapa de gran incertidumbre en donde la mujer se enfrenta a emociones contradictorias con fácil fluctuación entre alegría y optimismo, depresión y pesimismo. El embarazo causa esto en ti, así que no te sientas culpable por esto, lo último que necesitas ahora es ese sentimiento rondandote.

Cuidados durante el embarazo: La nutrición

Uno de los principales cuidados que la mujer debe tener en cuenta cuando se descubre embarazada es la incorporación de una dieta apta para su estado. La alimentación durante el embarazo es particularmente importante ya que es uno de los componentes clave para la salud del bebé. Ten en cuenta que tu hijo come a través de ti, es decir, tu comida determina los nutrientes que llegan a él y los que no. Se recomienda mucho a las nuevas madres que tenga en cuenta la variedad y la calidad de los alimentos; esto ayudará a que su bebé crezca fuerte y saludable.

El desarrollo de tu bebé después de 6 semanas de embarazo

En este período de tu embarazo, el embrión tiene aproximadamente el tamaño de un pequeño botón, mide de 4 a 6 mm y se logran visualizar en él las extremidades y los ojos. ¡Ya parece un pequeñito! El ácido fólico que estás tomando es muy importante, ya que ayuda a su sistema nervioso, especialmente a la médula espinal, que continúa creciendo a un buen ritmo y reduce la posibilidad de defectos.  Tu bebé ahora comenzará a reaccionar al tacto, en parte porque ya ha comenzado a conectar con sus músculos.

Los órganos y los miembros están en un período inicial de desarrollo y son sensibles a ciertos medicamentos que pueden atravesar la placenta fácilmente. Varios estudios han hecho posible detectar que la mayoría de defectos que se producen en los embriones se dan entre las semanas 6 y 10. Este período de tiempo dentro de las etapas del embarazo es conocido como el período embrionario.

Tratamos de ser lo más precisos posible, pero teniendo en cuenta que las tasas de crecimiento y desarrollo del embarazo y del embrión son ocasionalmente diferentes en cada mujer, te recomendamos leer la semana de tu embarazo con un rango de una semana hacia adelante y una semana hacia atrás. Si tienes alguna duda adicional, no dudes en consultar a tu médico.

Te puede interesar

La vacunación en el embarazo

Para proteger a la futura mamá y a su hijo en camino, es importante aplicar las vacunas necesarias fuera del primer trimestre de embarazo. Sin embargo, hay vacunas, como la de la influenza, que pueden aplicarse en cualquier periodo de la gestación.

Para proteger a la futura mamá y a su hijo en camino, es importante aplicar las vacunas necesarias fuera del primer trimestre de embarazo. Sin embargo, hay vacunas, como la de la influenza, que pueden aplicarse en cualquier periodo de la gestación. Infórmate sobre la vacunación en el embarazo que debes seguir.

La inmunidad de la madre se transmite al bebé durante la gestación. Esta protección materna resguardará al recién nacido hasta que pueda recibir sus primeras vacunas. Por esta razón, es muy importante que la mujer revise su calendario de vacunas para evaluar con su médico cuáles son las recomendaciones que deberá seguir antes, durante y después del embarazo.

Vacunación en el embarazo

  • El beneficio de vacunar a las mujeres embarazadas normalmente sobrepasa el riesgo potencial cuando se dan las siguientes condiciones:
  • Las probabilidades de exposición a una enfermedad son altas
  • La infección implicaría un riesgo para la madre o para el feto

Durante la gestación, y de acuerdo a la indicación del obstetra, se recomienda aplicar las siguientes vacunas:

  • Vacuna contra la hepatitis A y B: si la embarazada tiene alto riesgo de contraer la enfermedad.
  • Vacuna antigripal trivalente inactivada
  • Antimeningocóccica polisacárida y conjugada: sólo si la embarazada presenta algún riesgo.
  • Tétanos / difteria
  • Vacuna triple bacteriana acelular contra tétanos, difteria y pertussis: sólo si la embarazada presenta alto riesgo.

Asimismo, hay otras enfermedades prevenibles por vacunación que pueden ser poco frecuentes en tu lugar de residencia, pero que son comunes en otras regiones. Por este motivo, si piensas hacer un viaje internacional, no dejes de consultar sobre las vacunas recomendadas según sea el destino.

También, es importante saber la opinión de tu médico si trabajas en instalaciones relacionadas a la salud, o tienes ciertas enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión o afecciones cardiovasculares.

 

Te puede interesar