18 semanas de embarazo: Síntomas del padre

Algunos dicen que hasta el 60% de los papás tiene algún síntoma propio del embarazo. Ellos incluso hasta pueden sentir náuseas, cambios en el humor, exceso de peso y antojos extraños.

Durante la 18 semana de embarazo, dicen que hasta el 60% de los papás tiene alguno de los síntomas del embarazo. Ellos incluso hasta pueden sentir náuseas, cambios en el humor, exceso de peso y antojos extraños.

Luego de usar la calculadora de embarazo y saber en qué semana te encuentras, (alrededor de esta fecha) se realiza generalmente una ecografía, la segunda del embarazo.  En ésta se pone especial énfasis en detectar defectos del tubo neural, del corazón, los riñones y de la cara, como el labio leporino.

Sirve además para detectar embarazo gemelar, y alteraciones en la cantidad de líquido amniótico y de la placenta. Habitualmente, y si se ve, el técnico te puede decir el sexo de tu bebé. Ten en mente si lo vas a querer saber de antemano, para no verte presionada en el momento, y recuerda que lo que te dice el técnico no es 100% seguro.

Los primeros movimientos del bebé en la 18 semanas de embarazo

Tu bebé en bebé en la 18 semanas de embarazo

  • Tu bebé mide ya 15 cm. de longitud y pesa alrededor de 180 gramos.
  • En el pequeño ser comienzan a aparecer detalles más finos como las huellas digitales.
  • ¡Imagínate! en este periodo su oído se supone ya distingue tu voz. Puede responder calmándose al sonido de ella o de tu canto.
  • Respecto a su contextura física sus huesitos se están volviendo cada vez más fuertes y las piernas aumentan de tamaño.
  • Sus orejas están casi en posición y son verdaderamente grandes.
  • Su piel, se comienza a cubrir de una sustancia grasosa blanquecina, llamada vernix caseosa, que le sirve de protección en el resto del embarazo y para el pasaje por el canal del parto.
  • “Vernix”, en latín “barniz” y “caseosa” en latín “queso” cubre al bebé. Estructuralmente el vernix es similar a la capa más externa de la epidermis: el estrato córneo que mantiene a la piel del bebé aislada del agua (líquido amniótico).

Tratamos de ser lo más precisos posible, pero teniendo en cuenta que las tasas de crecimiento y desarrollo del embarazo son ocasionalmente diferentes en cada mujer, te recomendamos leer la semana de tu embarazo con un rango de una semana hacia adelante y una semana hacia atrás. Si tienes alguna duda adicional, consulta con tu médico.

Te puede interesar

El Yoga y el embarazo

La actividad corporal es especialmente necesaria durante el embarazo. El cuerpo sufre una serie de cambios que afecta tu estado de ánimo y producen dolores o molestias físicas como náuseas, dolores lumbares, hinchazones de pies, estrías, etc.

La actividad corporal es especialmente necesaria durante el embarazo. El cuerpo sufre una serie de cambios que afecta tu estado de ánimo y producen dolores o molestias físicas como náuseas, dolores lumbares, hinchazones de pies, estrías, etc. Para combatir estos dolores el yoga y el embarazo se llevan muy bien.

Durante la gestación de tu bebé es muy importante acompañar todos estos cambios con una actividad física que te permita relajarte mentalmente y vivir tu embarazo con la plena felicidad que mereces.

¿Cómo practicar el yoga en el embarazo?

La práctica de las meditaciones yóguicas te ayudan en este aspecto logrando un equilibrio físico y emocional. Las asanas (posturas yóguicas) permiten conectarte con tu bebé y transmitirle toda la paz y la energía positiva para un crecimiento saludable.

También reducen la ansiedad por el hijo que crece dentro de ti y el temor que causa el miedo al dolor y a lo desconocido, ayudando a conectarte con tu cuerpo y fortaleciendo tu mente para mantenerla en calma en los momentos necesarios.

Por otro lado, la pranayama (respiración yóguica) te ayuda a evitar la fatiga, la tensión nerviosa, a eliminar toxinas y te obliga a concentrarte, no perder tu ritmo e ir más allá del dolor, logrando de este modo un parto más fácil y corto.

No es necesario que te encuentres realizando yoga anteriormente para poder practicarlo durante tu embarazo. La actividad física será beneficiosa para tu salud y la de tu bebé.

No existe un yoga especial para embarazadas, sino que se adaptan las prácticas normales a las necesidades de las futuras mamás, por lo que esta práctica se realiza con grupos exclusivamente de embarazadas, que además te permiten la posibilidad de compartir tus experiencias con otras mujeres que, como tú, atraviesan por esta etapa tan bella de la vida de una mujer.

Si te das a la tarea de practicar, en intenet puedes encontrar muchas madres blogueras que adquirieron esta actividad para hacer de su embarazo una experiencia saludable. Consulta cualquier ejercicio con tu médico.

Te puede interesar