¿Qué es embarazo ectópico?

También se conoce como embarazo extrauterino y se produce cuando éste se localiza fuera del útero, en la mayoría de los casos en una de las trompas de Falopio.

Qué es un embarazo ectópico: también se conoce como embarazo extrauterino y se produce cuando éste se localiza fuera del útero, en la mayoría de los casos en una de las trompas de Falopio. Lee cómo detectarlo en este artículo.

 

Qué es embarazo ectópico: proceso

Ocurre cuando el óvulo ha sido fertilizado por un espermatozoide, pero en vez de seguir su camino hacia el útero queda trabado en la trompa. Debido al pequeño tamaño de éstas no es posible que un bebé pueda crecer y desarrollarse allí, siendo siempre necesaria la interrupción del embarazo. Si el embrión sigue creciendo produce una rotura en la trompa causando hemorragias que ponen en gran riesgo la salud de la mamá.

A través de los estudios para comprobar si estás embarazada, como la ecografía o laparoscopia se puede observar cuando el embrión no está ubicado en el útero. Muchas veces se detecta de esta manera antes de que el embrión haya crecido lo suficiente para dañar la trompa y se puede tratar con medicamentos, operación láser o un electro cauterización, sin dañar la trompa y manteniendo la misma fertilidad que antes.

Sin embargo, en muchos casos no existe la sospecha de que hay un embarazo, por lo que los síntomas aparecen una vez que ya hay una fisura. Esto provoca leves sangrados de consistencia más líquida y color más oscuro al de la menstruación, dolores en uno de los lados de tu abdomen y, si no es tratado, puede derivar en dolores de hombros, mareos, baja presión arterial, náuseas y vómitos.

Qué es un embarazo ectópico: exámenes

En estos casos es urgente un control médico para confirmar el embarazo ectópico y generalmente, realizar una intervención quirúrgica para interrumpir la gestación.

Siempre se trata de preservar la fertilidad de la mujer lo más posible. Sin embargo, hay ocasiones en las que es necesario extraer la trompa donde el embrión estaba ubicado porque ha resultado muy dañada.

Esto reduce la fertilidad, pero no significa que no se va a poder concebir nuevamente ya que todavía se encuentra la otra trompa. El embarazo extrauterino no afecta tus futuros embarazos ya que son muy bajos los porcentajes donde se vuelve a repetir en consiguientes gestaciones.

Te puede interesar

El Yoga y el embarazo

La actividad corporal es especialmente necesaria durante el embarazo. El cuerpo sufre una serie de cambios que afecta tu estado de ánimo y producen dolores o molestias físicas como náuseas, dolores lumbares, hinchazones de pies, estrías, etc.

La actividad corporal es especialmente necesaria durante el embarazo. El cuerpo sufre una serie de cambios que afecta tu estado de ánimo y producen dolores o molestias físicas como náuseas, dolores lumbares, hinchazones de pies, estrías, etc. Para combatir estos dolores el yoga y el embarazo se llevan muy bien.

Durante la gestación de tu bebé es muy importante acompañar todos estos cambios con una actividad física que te permita relajarte mentalmente y vivir tu embarazo con la plena felicidad que mereces.

¿Cómo practicar el yoga en el embarazo?

La práctica de las meditaciones yóguicas te ayudan en este aspecto logrando un equilibrio físico y emocional. Las asanas (posturas yóguicas) permiten conectarte con tu bebé y transmitirle toda la paz y la energía positiva para un crecimiento saludable.

También reducen la ansiedad por el hijo que crece dentro de ti y el temor que causa el miedo al dolor y a lo desconocido, ayudando a conectarte con tu cuerpo y fortaleciendo tu mente para mantenerla en calma en los momentos necesarios.

Por otro lado, la pranayama (respiración yóguica) te ayuda a evitar la fatiga, la tensión nerviosa, a eliminar toxinas y te obliga a concentrarte, no perder tu ritmo e ir más allá del dolor, logrando de este modo un parto más fácil y corto.

No es necesario que te encuentres realizando yoga anteriormente para poder practicarlo durante tu embarazo. La actividad física será beneficiosa para tu salud y la de tu bebé.

No existe un yoga especial para embarazadas, sino que se adaptan las prácticas normales a las necesidades de las futuras mamás, por lo que esta práctica se realiza con grupos exclusivamente de embarazadas, que además te permiten la posibilidad de compartir tus experiencias con otras mujeres que, como tú, atraviesan por esta etapa tan bella de la vida de una mujer.

Si te das a la tarea de practicar, en intenet puedes encontrar muchas madres blogueras que adquirieron esta actividad para hacer de su embarazo una experiencia saludable. Consulta cualquier ejercicio con tu médico.

Te puede interesar