Bienestar durante el embarazo

Cuidarse en el embarazo

Así como hay distintas de maneras de cuidarse físicamente durante el embarazo (dieta y el ejercicio), también hay maneras de cuidarte mental y emocionalmente.

Aquí, además de ser consciente de tus expectativas, es útil reflexionar sobre otros factores de tu vida que puedan causar estrés y/o tener un impacto negativo. También puede ser útil identificar dónde y cómo puedes aumentar los aspectos positivos, tal vez mediante redes de apoyo u otros servicios. Esto puede incluir, por ejemplo, estar al tanto de los profesionales de la salud con los que te sentirías cómoda y segura para obtener información o asesoramiento, identificar amigos y familiares que sientas que puedes confiar o servicios en a los que puedas acudir en caso de necesitar apoyo adicional.

Otra manera como puedes cuidar de ti misma durante el embarazo es siendo consciente de los cambios de tu estado de ánimo. A menudo somos conscientes de los cambios físicos que le están ocurriendo a nuestros cuerpos, pero nos olvidamos del impacto mental que estos pueden tener sobre nosotras.

Para esto, es bueno informarse sobre condiciones como la depresión y la ansiedad que comúnmente ocurren en el embarazo. Aprender sobre los signos y síntomas comunes puede ayudarte a identificar qué buscar y qué hablar con tu profesional de la salud. Recuerda que cuanto más rápido busques ayuda, más rápido podrás recuperarte.

Estar bien no es sólo lo mejor para ti mientras te preparas para convertirte en mamá, sino también lo es para tu bebé y para tu pareja.

Para obtener consejos y estrategias sobre cómo mantenerse bien durante el embarazo visita COPE: Centro de Excelencia Perinatal.

Te puede interesar

La vacunación en el embarazo

Para proteger a la futura mamá y a su hijo en camino, es importante aplicar las vacunas necesarias fuera del primer trimestre de embarazo. Sin embargo, hay vacunas, como la de la influenza, que pueden aplicarse en cualquier periodo de la gestación.

Para proteger a la futura mamá y a su hijo en camino, es importante aplicar las vacunas necesarias fuera del primer trimestre de embarazo. Sin embargo, hay vacunas, como la de la influenza, que pueden aplicarse en cualquier periodo de la gestación. Infórmate sobre la vacunación en el embarazo que debes seguir.

La inmunidad de la madre se transmite al bebé durante la gestación. Esta protección materna resguardará al recién nacido hasta que pueda recibir sus primeras vacunas. Por esta razón, es muy importante que la mujer revise su calendario de vacunas para evaluar con su médico cuáles son las recomendaciones que deberá seguir antes, durante y después del embarazo.

Vacunación en el embarazo

  • El beneficio de vacunar a las mujeres embarazadas normalmente sobrepasa el riesgo potencial cuando se dan las siguientes condiciones:
  • Las probabilidades de exposición a una enfermedad son altas
  • La infección implicaría un riesgo para la madre o para el feto

Durante la gestación, y de acuerdo a la indicación del obstetra, se recomienda aplicar las siguientes vacunas:

  • Vacuna contra la hepatitis A y B: si la embarazada tiene alto riesgo de contraer la enfermedad.
  • Vacuna antigripal trivalente inactivada
  • Antimeningocóccica polisacárida y conjugada: sólo si la embarazada presenta algún riesgo.
  • Tétanos / difteria
  • Vacuna triple bacteriana acelular contra tétanos, difteria y pertussis: sólo si la embarazada presenta alto riesgo.

Asimismo, hay otras enfermedades prevenibles por vacunación que pueden ser poco frecuentes en tu lugar de residencia, pero que son comunes en otras regiones. Por este motivo, si piensas hacer un viaje internacional, no dejes de consultar sobre las vacunas recomendadas según sea el destino.

También, es importante saber la opinión de tu médico si trabajas en instalaciones relacionadas a la salud, o tienes ciertas enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión o afecciones cardiovasculares.

 

Te puede interesar