Anormalidades del útero en el embarazo

Es el encargado de acoger a tu bebé, donde va a vivir y desarrollarse por nueve meses.

El útero en el embarazo es quien se encarga de acoger a tu bebé, donde va a vivir y desarrollarse por nueve meses. El útero se encuentra entre tu vejiga y el recto, y es un órgano muscular que mide unos 7cm aproximadamente, con forma similar a una pera.

 

Este órgano de tu cuerpo se forma con la unión de dos partes cuando todavía no has nacido. Sin embargo, a veces no termina de completarse y se producen las anormalidades congénitas del útero. Generalmente puedes vivir con ellas sin darte cuenta.

Características de útero en el embarazo

Aquí te presentamos algunas de ellas y sus principales características:

  • El caso más frecuente es el del útero bicorne. En este caso la forma de pera es cambiada por una forma de corazón, con dos extremos superiores mayores.
  • También se encuentra el útero unicorne, que tiene la mitad del tamaño habitual, contando con solo una trompa de Falopio.
  • Un caso muy poco frecuente es el útero doble. En este caso una pared de tejido llamada septum divide al útero creando dos cavidades inferiores.
  • Estas anormalidades pueden causar problemas en tu fertilidad, pero en su mayoría no te impiden concebir, aunque te hacen la tarea más difícil.

¿Cómo afecta el embarazo?

Con respecto al embarazo su principal influencia en el desarrollo de tu bebé es que no le brindan el espacio suficiente. Por este motivo son más probables los partos prematuros ya que llega un momento en el que no tiene más espacio donde crecer. También es probable que cerca de la fecha del parto el bebé siga estando sentado dentro de la panza, por lo que sería necesario una cesárea.

Si tienes dudas acerca de esto lo mejor es que lo consultes con tu médico. A través de un estudio podrá examinar tu útero y trompas y determinar si hay alguna anormalidad. Generalmente se realiza a través de ecografías o también te pueden recomendar una laparoscopía.

Si tu caso es uno de los citados anteriormente es muy importante que para cuidar tu salud y la de tu bebé vayas a las consultas frecuentemente: tu obstetra va a necesitar realizar un chequeo constante de ambos. Mantente tranquila, consulta todas tus dudas y mantenlo informado ante cualquier alarma.

Te puede interesar

El Yoga y el embarazo

La actividad corporal es especialmente necesaria durante el embarazo. El cuerpo sufre una serie de cambios que afecta tu estado de ánimo y producen dolores o molestias físicas como náuseas, dolores lumbares, hinchazones de pies, estrías, etc.

La actividad corporal es especialmente necesaria durante el embarazo. El cuerpo sufre una serie de cambios que afecta tu estado de ánimo y producen dolores o molestias físicas como náuseas, dolores lumbares, hinchazones de pies, estrías, etc. Para combatir estos dolores el yoga y el embarazo se llevan muy bien.

Durante la gestación de tu bebé es muy importante acompañar todos estos cambios con una actividad física que te permita relajarte mentalmente y vivir tu embarazo con la plena felicidad que mereces.

¿Cómo practicar el yoga en el embarazo?

La práctica de las meditaciones yóguicas te ayudan en este aspecto logrando un equilibrio físico y emocional. Las asanas (posturas yóguicas) permiten conectarte con tu bebé y transmitirle toda la paz y la energía positiva para un crecimiento saludable.

También reducen la ansiedad por el hijo que crece dentro de ti y el temor que causa el miedo al dolor y a lo desconocido, ayudando a conectarte con tu cuerpo y fortaleciendo tu mente para mantenerla en calma en los momentos necesarios.

Por otro lado, la pranayama (respiración yóguica) te ayuda a evitar la fatiga, la tensión nerviosa, a eliminar toxinas y te obliga a concentrarte, no perder tu ritmo e ir más allá del dolor, logrando de este modo un parto más fácil y corto.

No es necesario que te encuentres realizando yoga anteriormente para poder practicarlo durante tu embarazo. La actividad física será beneficiosa para tu salud y la de tu bebé.

No existe un yoga especial para embarazadas, sino que se adaptan las prácticas normales a las necesidades de las futuras mamás, por lo que esta práctica se realiza con grupos exclusivamente de embarazadas, que además te permiten la posibilidad de compartir tus experiencias con otras mujeres que, como tú, atraviesan por esta etapa tan bella de la vida de una mujer.

Si te das a la tarea de practicar, en intenet puedes encontrar muchas madres blogueras que adquirieron esta actividad para hacer de su embarazo una experiencia saludable. Consulta cualquier ejercicio con tu médico.

Te puede interesar